Ventas online y el retraso enfermizo de España

Llevo más de 13 años metido en temas de negocios y marketing online y cada vez me resulta más triste ver como somos incapaces en España, y por extensión América Latina, de seguir el ritmo del comercio electrónico de, sobre todo, los países anglosajones, aunque hay muchos otros que nos llevan ventaja. Es tal el desajuste que actualmente una gran cantidad de las compras online que se realizan desde España se hacen en tiendas extranjeras que en parte ni están traducidas a nuestro idioma.

Lo peor es que no espabilamos y las diferencias lejos de reducirse se me antojan cada vez más grandes, nos vamos adaptando, pero más lentos que nuestros vecinos.

 

Posibles causas.

… un sinfín, pero las más importantes son las siguientes:

  • Poco apoyo e interés del estado. Con ayudas a empresas en general y sobre todo formación relacionada.
  • Tradición y envejecimiento de la población. Es España los más desconfiados para comprar online son los mayores que por otro lado suponen una gran parte de la población y no tiene casi acceso a Internet, no obstante no es justificación ya que la demanda de compra online es suficientemente grande.
  • Venta por catalogo. En los países Anglosajones y Centro y Nord europeos, están muy acostumbrados de siempre a ellos. Considero que el salto desde un catalogo a la Red es mucho más natural que desde una tienda física.
  • Calidad de las infraestructuras necesarias. Mientras que en países como Alemania si se hace un pedido antes de las 17:00 de la tarde hay muchas posibilidades de recibir lo comprado al día siguiente y encima en muchos casos gratis o a precios reducidos, en España las infraestructuras no permiten aun algo parecido. El tema hosting es parecido, a parte de ser de mucha peor calidad en nuestro país, es casi el doble de caro que en Centro Europa o EE.UU.
  • Falta de seriedad y credibilidad en muchos de los proyectos online. Muchas empresas crean una tienda online y “a ver que pasa”, no existe una planificación adecuada, ni un estudio de mercado, ni un concepto y estrategia que puedan llevar al éxito, ni siquiera constancia en su propio proyecto en el que en muchos casos los directivos ni siquiera creen.
  • Falta de buenos profesionales para la realización de tiendas online. A pesar de que el mercado ya debería estar bastante maduro, aun siguen siendo la inmensa mayoría de las tiendas las que no reúnen los requisitos mínimos de seguridad y no cumplen con la obligatoriedad legal o de usabilidad mínima, ninguna conexión segura (SSL), tiendas imposibles de entender, poca transparencia, ningún aviso legal, ningún cuidado ni mención a la protección de datos, poca calidad técnica y grafica, poca atención a la uniformidad.
    Da la sensación de que a pesar de los años seguimos aun hoy creyendo que con poner una tienda de la manera que sea esta va a funcionar sin más.
  • Precios. A pesar de que una tienda virtual supone unos gastos infinitamente más reducidos que los de una tienda física, los precios online no reflejan esto y los precios son por lo general muy parecidos a los de la calle, sino más caros.

Todo esto contribuye a la desconfianza del comprador, que si usa la red para informarse pero que sigue prefiriendo comprar en la tienda de al lado.

Mi consejo es:

  • Informarse muy bien antes de la realización de una tienda
  • Rodearse de buenos profesionales para ello, tanto logísticos como técnicos y comerciales y no del primo de jefe que sabe de esto…
  • Crear un concepto claro, marcar unos objetivos y definir una estrategia para conseguirlos
  • Hacer las cosas bien hechas, con calidad y seguridad, para poder ganarnos la confianza de nuestros potenciales compradores

 

Por otro lado la demanda está ahí, lo que falta es la oferta y aun más una oferta de calidad

Seguiré confiando en que tarde o temprano despertemos en España

Leave a Reply

Buscar en Google

Archivo