Link Building. El poder de los enlaces

Primero lo que ya deberías saber: La optimización de una página web para su posicionamiento en buscadores se puede dividir en dos grandes grupos, interno y externo, es decir, lo que puedes hacer directamente sobre tu página y la influencia que los enlaces desde otras páginas tienes sobre el posicionamiento de la tuya.

intercambio-enlaces

La parte más fácil es la optimización de tu propia página para posicionarse en buscadores. Dispones de plena libertad para hacer lo que consideres necesario y en principio no dependes de terceros, por lo general la flexibilidad es total y puedes ir adaptando tu web según los criterios que consideres más adecuados.

La parte más difícil es conseguir enlaces externos de calidad ricos en palabras clave importantes para ti y que te enlacen directamente. Conseguir enlaces de calidad se puede conseguir de cuatro maneras principalmente:

  1. Generando contenido de calidad que interese a tus usuarios potenciales. El objetivo sería conseguir que hablen de ti, de los contenidos de tu web y que finalmente te enlacen. Tú te preocupas principalmente del valor y calidad de tus contenidos y los enlaces vienen solos.
  2. Hablar bien de los demás para que hablen bien de ti.
  3. Intercambio de enlaces. Buscas empresas o sitios por lo general con intereses comunes e intercambiáis enlaces para potenciar vuestras páginas mutuamente.
  4. Compra de enlaces. Por lo general se contrata una empresa que se ocupe de conseguir los enlaces a cambio de un pago por los servicios.

1.-

Generar contenido de calidad suele ser la manera más eficaz de conseguir enlaces de calidad a largo plazo, lo más difícil de esta opción es precisamente eso, ¿cómo generas un contenido de suficiente calidad para que el resto del mundo hable de ti? eso es lo más difícil de conseguir a la única manera de hacerlo es realmente ofrecer información que soporte un valor añadido a los usuarios del sitio. No es necesario que los contenidos que generes le interesen a todo el mundo, basta con despertar el interés de tu grupo de usuarios potenciales, de tu nicho o sector, si lo consigues ellos hablarán de ti en las redes sociales, blogs, páginas web y te enlazaran desde todos los lados.

Este tipo de enlaces suelen perdurar en el tiempo y son los más efectivos, no hay que olvidar que el boca a boca sigue siendo hoy en día el mejor marketing que existe y si consigues tu objetivo de esta forma, conseguirás que hablen de ti.

2.-

La web de Parish Hilton suele ser siempre un buen ejemplo de la repercusión que puede tener en la construcción de enlaces el hablar bien de otras personas o entidades. Parish tomó la decisión en su día de promocionar en su web a todo el mundo que ella consideraba adecuado. La reacción fue inmediata y muchas de esas personas y entidades empezaron a hablar bien de Parish en sus diferentes sitios. Con ello Parish consiguió un número importante de enlaces de calidad desde muchos sitios distintos, lo que provocó que el posicionamiento de la web de Parish subiese en poco tiempo como la espuma.

Existen colectivos que están constantemente en contacto con socios o partner de sectores que no compiten con el propio si no que lo complementan, por ejemplo los eventos de todo tipo. En este tipo de sectores las recomendaciones mutuas pueden tener un valor determinante para hacerse fuertes online y destacar sobre la competencia.

3.-

El intercambio de enlaces fue una práctica muy eficaz en el pasado pero que hoy en día no siempre da los resultados deseados. Google es capaz de detectar este intercambio y en muchos casos los ignora. La mejor manera de intercambiar enlaces es implicar a más de un dominio, si se dispone de ello, y no intercambiar enlaces entre solo dos. Al implicar más de dos dominio podemos evitar que los enlaces sean recíprocos enlazando por ejemplo A con C y D con B, para el caso de cuatro dominio. No obstante no te quiero descorazonar, aun hoy veo que el intercambio de enlaces suele ser eficaz, pero hay que realizarlo con cuidado. Otro gran inconveniente del intercambio de enlaces es que requiere de una gran inversión en tiempo, primero has de localizar las web de calidad en las que te gustaría tener algún enlace, después hacerles la propuesta, realizar el enlazado y por último hacer un seguimiento. Te aseguro que el proceso puede ser bastante frustrante, incluso disponiendo de herramientas que te ayuden a seleccionar las mejores web y a ponerte en contacto con ellas.

4.-

Por último, comprar enlaces. Hay muchos especialistas ahí fuera que venden cientos e incluso miles de enlaces por relativamente poco dinero… Cuidado, la compra de enlaces tiene serios riesgos que conviene que conozcas. Los enlaces desde sitios de mala calidad o granjas de enlaces son perjudiciales para tu web y el efecto puede ser el opuesto al deseado. Por otro lado, generar enlaces en grandes cantidades de la noche a la mañana es algo que genera desconfianza en los buscadores ya que es algo no natural. Si compras enlaces asegúrate mucho de que manera se va a hacer la generación y desconfía de los que te intenten vender duros a pesetas.

Yo he tenido buenas y malas experiencias con todas estas posibilidades. Lo que procuro es que de entrada, los contenidos ofrezcan suficiente valora como para atraer a los usuarios. Después, dependiendo de factores como el presupuesto, la disponibilidad de tiempo, el sector, me decanto por una o varias de estas posibilidades.

 

No dudes en contactarme si tienes preguntas al respecto, quizás pueda echarte una mano.

 

Un cordial saludo

David Antón, Especialista en Marketing Online

Reader Feedback

2 Responses to “Link Building. El poder de los enlaces”

Leave a Reply

Buscar en Google

Archivo